Número cero de Umberto Eco

Recién terminé la lectura de un libro que tenía guardado desde hace tiempo y casi en el olvido: número cero de Umberto Eco. Del libro solo tenía algunas referencias vagas, y como rara vez leo sobre un libro antes de leerlo, inicié su lectura como el más inocente de los lectores.

De Umberto Eco solo había leído, con anterioridad, El nombre de la rosa, y me pareció un buen libro «a secas»… y una película no tan bien lograda. Por lo tanto mis expectativas eran optimistas respecto a número cero.

Número cero. que se desarrolla en Milán, en la década de los noventa, puede considerarse como una crítica cargada de acidez hacia la labor periodística; una crítica con cierto grado de «perversidad» hacia el periodismo utilitario. De la mano de sus personajes, que matizan las situaciones con personalidades que van desde lo siniestro hasta lo genuinamente ingenuos, la historia gira en torno a la creación de un diario que nunca verá la luz. Y no verá la luz por la simple y sencilla razón de que así se ha decidido; porque su único propósito es el chantaje, urdido por un hombre con el poder y los medios necesarios, con la motivación requerida para conquistar las esferas más altas de la sociedad.

Con el objetivo de «atemorizar» y hacer tambalear a ciertas personalidades, su autor intelectual encomienda la creación de un periódico ficticio a Simei, quien se encargará de reunir a un grupo de personas con los talentos necesarios para crear, modificar, inventar, distorsionar y matizar la noticia en doce números «cero» de Domani. A través de la historia, Umberto Eco desarrolla toda su crítica hacia la forma de hacer periodismo, donde, de acuerdo al dicho de Bragadoccio (un personaje de la historia), “los periódicos no están hechos para difundir sino para encubrir noticias”.

Es bajo la perspectiva de Colonna, un personaje cincuentón y fracasado, tal y como él se describe, que conocemos los diferentes giros de la historia, sus altas y bajas y las motivaciones de cada uno de los personajes.

Pero ¿qué esperar del libro?

Antes de darte mi opinión (muy subjetiva y personal) sobre el libro, te recomiendo que si estás pensando en leerlo te detengas justo aquí. No es que a continuación se encuentren spoilers, sino que, según como yo veo las cosas, no es recomendable dejarte influenciar por otras opiniones antes de formarte la tuya acerca de un libro.

Bien. De entrada puedo decir que esperaba verdaderamente más de la lectura de numero cero y al final me he quedado con un mal sabor de boca. Personajes tratados muy superficialmente, sin coherencia visible con la historia, sin efecto profundo en su desarrollo y, por consecuencia, una historia que, desde mi punto de vista, carece de sentido e interés.

Podría decirse que número cero has sido escrito con el único interés de desarrollar la crítica del autor por el periodismo; sin ambiciones por el resultado y la estructura de la obra. Y así lo demuestra su lectura cuando apenas en la última cuarta parte del libro surge el atisbo de lo que podría ser una verdadera trama… y ahí se queda.

Un inicio y un desarrollo «flojos», y un final con algunos destellos de interés que terminan asfixiados por la conclusión prematura de la historia, es lo que me llevo de esta lectura. El abuso de anécdotas y chistes entre los personajes, interacciones descoloridas entre ellos y motivaciones que no encajan, hacen de sus páginas una non-grata experiencia para el lector.

Al final me quedo con la incertidumbre y la confusión de si he leído una comedia, una parodia, un drama, una historia de amor… lo cierto es que no me ha gustado.

Personalmente, no es una lectura que pueda recomendar, pero el gusto se rompe en géneros. Si lo lees espero que compartas tus impresiones conmigo.

Etiquetado como: