La trilogía del Sprawl

Recientemente terminé de leer el último libro de la trilogía del Sprawl, una serie de tres libros escritos por William Gibson y que se desarrollan en un mundo futurista dominado por la información y su valor como bien intangible.

Al serie esta compuesta por los títulos Neuromante (1984), Conde Cero (1986) y Monalisa Acelerada (1988). Cada uno trata su propia historia, que aunque relacionadas, es posible leerlos en cualquier orden sin que esto afecte la comprensión total de la obra.

Neuromante

Neuromante El primer libro de la serie —considerado como el precursor del género ciberpunk— narra la historia de Case, un vaquero —un hacker en realidad— dedicado al hurto y tráfico de información, caído en desgracia después de haber intentado robar a sus antiguos jefes. Como castigo por su traición, Case ha sido privado de su capacidad para conectarse a la red y poder desarrollar sus actividades en el ciberespacio, quedando rebajado a un simple ladrón y traficante de poca monta, hasta que es contactado por Molly, una misteriosa mujer con modificaciones corporales que hacen de ella un arma mortal. y que le ofrece un trato irresistible mediante el cuál sus habilidades quedarían restablecidas.

A través de Molly, Case ingresa en una extraña conspiración de grandes proporciones que Case no logra ver con claridad.

En general un muy buen libro de ciencia ficción que vale la pena leer, aunque si bien puede parecer un poco lente en la primera parte, muy pronto e vuelve interesante mientras uno se adentra en el universo del Sprawl.

Conde Cero

Conde Cero Conde cero —la segunda entrega de la serie— cobra vida siete años después de los acontecimientos narrados en Neuromante. El Conde Cero, un hacker novato, se hace de una extraña pieza de software avanzado que casi lo mata. A partir de aquí se entretejen las historias de varios personajes, unidos por las acciones de una inteligencia artificial que ahora abarca todo el planeta.

De los tres libros este es el que me pareció mas flojo. Es hasta la parte final donde los acontecimientos empiezan a cobrar mayor interés, aunque suceden de un modo vertiginoso para dar paso a un desenlace demasiado brusco y que deja con una sensación de haber llegado muy de repente.

Mona Lisa Acelerada

Mona Lisa Acelerada La tercera y última parte de la trilogía, se desarrolla unos años después de la historia de Conde Cero, y en ella vuelven a aparecer los personajes de Angie Mitchel, el Conde Cero y Sally —antes Molly—. El libro narra los acontecimientos al rededor de una gran conspiración que busca secuestrar y reemplazar a Angie, ahora estrella del simestim de moda.

Esta última historia transcurre de modo más dinámico que el anterior, aunque al final deja la sensación de una historia contada apresuradamente y con una interrelación un tanto débil entre sus personajes. Muchas cosas no quedan claras y no se alcanza a comprender el origen y destino de partes fundamentales en el desenlace.


Una buena trilogía para pasar un rato agradable, especialmente para los amantes de la ciencia ficción, aunque a decir verdad, las segunda y tercera parte se encuentran muy por debajo de Neuromante.